Sampaoli reveló el diálogo que fue clave para vencer con la “Roja” a España en el Mundial

El ex entrenador de Chile contó que un encuentro con Vicente del Bosque fue determinante para motivar al plantel. Además contó detalles de la única conversación que ha tenido con Marcelo Bielsa. SANTIAGO.- Jorge Sampaoli es toda una sensación en España. Desde que tiene a su elenco, el Sevilla, como escolta del Real Madrid en La Liga, en el país europeo se muestran interesados en conocer más de cerca la historia del casildense. Y en ese contexto, el argentino reveló los momentos claves de uno de los triunfos que más disfrutó en su carrera como técnico: El 2-0 de Chile ante España en el Mundial de Brasil 2014. En una entrevista en el programa radial El Transitor, Sampaoli contó cómo un pequeño diálogo con Vicente del Bosque, en el sorteo de la cita planetaria, fue clave para idear un discurso para convencer a sus dirigidos que podían ganarle al seleccionado español. "En la ceremonia del sorteo conversé brevemente con Del Bosque. Veníamos de jugar un amistoso con ellos en el que habíamos empatados a dos. Él alabó el trabajo que hicimos y me dijo: ´parecían once kamikases´. Y desde ahí creció la idea de que a España había que ganarle con once kamikases. Y con la obtención de la Copa América mantuve siempre el mismo mensaje de rebeldía", dijo el estratega del cuadro sevillano. También recordó otro momento especial previo a dicho encuentro. En el hotel donde concentraba la "Roja", se encontró con Arrigo Sacchi, ex técnico de la selección de Italia. "Estaba muy nervioso por el partido, y justo me encontré con él en el ascensor y aproveché de preguntarle cómo enfrentar a España, y me dijo desairadamente que él ´probó de mil maneras y nunca pudo ganarles´. Ese momento también fue importante para la planificación del partido", cuenta el estratega. Otros temas que recordó en la entrevista fue una conversación especial que tuvo con Marcelo Bielsa, por el cual nunca ha escondido su profunda admiración. "Hablé por teléfono dos veces. Le había mandado un correo electrónico cuando tuve un tropiezo y no pude llegar a Sporting Cristal, y le dije que me sentía mal por no defender y transmitir su idea a un grupo de futbolistas. De inmediato, me llama y me dice: "hay veces que no depende de uno, sino del contexto del jugador que uno tiene, y es difícil trasladar el sentido de amor a la camiseta. Eso fue un gran aprendizaje'", relata.